Violación

Definición

Sustantivo femenino. Este vocablo se relaciona y se refiere a la acción y resultado de violar o volarse, en infringir, quebrar, violentar, conculcar, quebrantar, transgredir, vulnerar alguna regla, norma o ley, entre otras acepciones aplicadas. (en derecho) delito que consiste en acceder de manera carnal o sexual con alguien en contra de su voluntad.
<

Etimología

div class=»flex flex-grow flex-col gap-3″>

La etimología de la palabra «violación» se compone del verbo activo transitivo «violar» y del sufijo «-ción». El verbo «violar» tiene su origen en el latín «violare», que significa «forzar» o «profanar». El sufijo «-ción» se utiliza para formar sustantivos que indican el efecto, hecho o acción de la palabra base.

vaginela DefiniciónSustantivo femenino. Este vocabulario es de uso bastante infrecuente, inclusive obsoleto, se define ...
villivina DefiniciónSustantivo femenino. Esta palabra en la actualidad se encuentra desusada (en antigüedades) abarca, i...

En el latín, encontramos el término violatio, violatiōnis. que es la forma nominal del verbo «violare». Este sustantivo se refiere a la acción de violar o transgredir, especialmente en el contexto de infringir normas, leyes o preceptos establecidos. Cuando se añade el sufijo «-ción» al verbo «violar», se forma el sustantivo «violación», que indica el efecto o la acción de violar. En este caso, la palabra «violación» se utiliza para referirse al acto de forzar o ejercer violencia sexual contra otra persona sin su consentimiento.

Es importante tener en cuenta que el significado y el enfoque de la violación han evolucionado a lo largo del tiempo y varían según las distintas culturas y contextos históricos. Actualmente, la violación se reconoce como un delito grave que viola los derechos humanos y causa un profundo daño físico, psicológico y emocional a las víctimas. La sociedad y las leyes se esfuerzan por prevenir y castigar este tipo de agresión, así como brindar apoyo y justicia a las personas afectadas.

Violación en la antigüedad

La concepción y el tratamiento de la violación en la antigüedad variaban según las diferentes culturas y sociedades. Aunque no existe una visión homogénea sobre el tema en todas las civilizaciones antiguas, se pueden encontrar referencias a actos de violencia sexual en diversas fuentes históricas y mitológicas.

En muchas sociedades antiguas, la violación era considerada una violación de la propiedad o el honor de un hombre sobre una mujer, en lugar de ser vista como una violación de la autonomía y la integridad de la víctima. Las normas y leyes en relación a la violación se centraban más en proteger el estatus social y la reputación de los hombres y las familias, en lugar de enfocarse en el bienestar y los derechos de las víctimas.

En algunas culturas, se consideraba que la violación era un acto de conquista o dominación por parte del agresor, ejemplificando una expresión de poder y control. En otros casos, la violación se utilizaba como un medio de humillación y castigo hacia las mujeres, particularmente en situaciones de guerra y conflicto.

Es importante tener en cuenta que la comprensión y las actitudes hacia la violación han evolucionado significativamente a lo largo de la historia, y en la actualidad existe un reconocimiento creciente de la importancia de proteger los derechos de las víctimas y responsabilizar a los agresores. Las leyes y los enfoques sociales han evolucionado para abordar de manera más adecuada este delito y brindar apoyo a las personas que han sido víctimas de violación.

Violación de derechos humanos

La «violación de derechos humanos» se refiere a la transgresión o violación de los derechos fundamentales reconocidos a todas las personas, sin discriminación alguna, según los estándares y principios establecidos en el derecho internacional de los derechos humanos.

Los derechos humanos son inherentes a todos los seres humanos y abarcan una amplia gama de derechos, como el derecho a la vida, la libertad, la igualdad, la dignidad, la no discriminación, la integridad personal, la libertad de expresión, la justicia, entre otros.

Cuando se habla de la violación de derechos humanos, se hace referencia a situaciones en las cuales se vulneran estos derechos de manera sistemática, generalizada o grave. Estas violaciones pueden ser cometidas por gobiernos, agentes estatales, grupos armados, empresas u otras entidades, y pueden incluir actos como la tortura, la desaparición forzada, la detención arbitraria, la discriminación, la violencia sexual, la represión política, entre otros.

La violación de derechos humanos es considerada una grave violación del derecho internacional y es condenada por la comunidad internacional. Existen numerosos instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos que establecen los derechos y las obligaciones de los Estados para prevenir y proteger contra estas violaciones, así como para garantizar la rendición de cuentas y la reparación a las víctimas.

La promoción y protección de los derechos humanos es un objetivo fundamental en la construcción de sociedades justas, equitativas y respetuosas de la dignidad humana. La lucha contra la violación de derechos humanos es un desafío constante y requiere del compromiso de todos los actores, tanto a nivel nacional como internacional, para asegurar el respeto y la realización plena de los derechos de todas las personas.

Bibliografía ► Definiciona.com (19 junio, 2023). Definición y etimología de violación. Recuperado de https://definiciona.com/violacion/