ábaco

Definición

Sustantivo masculino. Herramienta que se utiliza para que los niños aprendan operaciones simples, consiste en una serie de palitos de madera o de cuerdas atadas a una base —el número de palitos o cuerdas depende de la intención y el nivel de enseñanza en el que se encuentre el niño, suele variar entre cinco y diez— en cada una de estas existe o se tiene la posibilidad de insertar bolitas de plástico o madera —máximo 10 en cada palito o cuerda— que se pueden retirar, añadir o mover para hacer cálculos matemáticos simples como sumas y restas.

Etimología

La etimología de ábaco proviene del latín abăcus, término que procede a su vez del griego ἄβαξ. Su raíz griega “abax” significa tanto como “mesa para contar” y pasa al latín como “abacus” que significa “tabla o tablilla de cálculo”, pero su etimología se puede remontar a las lenguas semíticas o a otras lenguas de las cuales probablemente no se tienen registros. El término originalmente se refería a un tablero plano cubierto con arena o polvo, utilizado por los antiguos griegos y romanos para escribir números y hacer cálculos matemáticos.

timbalillo, ito Sustantivo masculino. Esta palabra en la actualidad se encuentra desusada, se refiere a l...
triduano Adjetivo. Esta palabra se dice especialmente al tiempo, lapso, espacio, época, que dura a...

Origen y evolución

El ábaco de arena fue el precursor del ábaco moderno, que se desarrolló más tarde en la historia de la humanidad. El ábaco moderno es un instrumento de cálculo con bolas móviles que se deslizan sobre varillas o alambres en un marco rectangular. Es un dispositivo comúnmente utilizado en todo el mundo para la enseñanza de las matemáticas, especialmente en la enseñanza de los conceptos básicos.

El término «ábaco» también se ha utilizado en la arquitectura y el diseño para referirse a una moldura o pieza decorativa que se encuentra en la parte superior de una columna, en el punto donde se une con el capitel.

En la Edad Media era una herramienta esencial para los comerciantes y los mercaderes, para poder hacer sus cálculos. En la actualidad ha entrado en desuso por la aparición de las calculadoras que realizan las operaciones de una forma más rápida y efectiva; sin embargo, en cuestiones de enseñanza inicial sigue siendo un instrumento muy utilizado en los colegios, específicamente en los niveles iniciales.

Cómo utilizar un ábaco

El ábaco es un dispositivo de cálculo que se utiliza para realizar operaciones matemáticas básicas. Es un objeto didáctico útil para enseñar a los niños a contar, sumar, restar, multiplicar y dividir. Aquí hay una guía práctica sobre cómo utilizar un ábaco:

  1. Familiarizarse con las partes del ábaco: el ábaco consta de un marco rectangular de madera o plástico, con barras o varillas de metal paralelas que se extienden desde un extremo del marco hasta el otro. En cada varilla hay un cierto número de cuentas (generalmente 10), que se mueven hacia arriba y hacia abajo.
  2. Aprender la notación: Cada varilla del ábaco representa un lugar diferente en un número: unidades, decenas, centenas, etc. Por ejemplo, si queremos representar el número 256, colocamos dos bolas en la varilla de las centenas, cinco bolas en la varilla de las decenas y seis bolas en la varilla de las unidades.
  3. Realizar operaciones matemáticas: para sumar dos números en el ábaco, por ejemplo, colocamos las bolas correspondientes a cada número en su posición y las juntamos para obtener el resultado. Para restar, tomamos el número que vamos a restar y lo quitamos del otro número, moviendo las cuentas correspondientes. Para multiplicar y dividir, se utilizan técnicas más avanzadas que implican mover las cuentas a diferentes lugares y realizar cálculos en múltiples etapas.
  4. Practicar con ejercicios sencillos: empieza con ejercicios sencillos de suma y resta, y luego avanza a operaciones más complicadas. Practica hasta que te sientas cómodo moviendo las cuentas y haciendo cálculos rápidos.
  5. Utilizar el ábaco para enseñar a los niños: el ábaco es una herramienta útil para enseñar a los niños los conceptos matemáticos básicos. Muestra a los niños cómo mover las cuentas y haz ejercicios juntos para reforzar lo que están aprendiendo.

Ejemplo de uso

Supongamos que queremos sumar los números 342 y 187.

  1. Colocamos 3 bolas en la varilla de las centenas, 4 bolas en la varilla de las decenas y 2 bolas en la varilla de las unidades para representar el número 342.
  2. Colocamos 1 bola en la varilla de las centenas, 8 bolas en la varilla de las decenas y 7 bolas en la varilla de las unidades para representar el número 187.
  3. Luego, juntamos las cuentas de ambas varillas para obtener el resultado. Empezamos por las unidades y vemos que hay 9 cuentas en total, por lo que colocamos una bola en la varilla de las unidades y movemos una bola hacia arriba en la varilla de las decenas. Luego, sumamos las cuentas de la varilla de las decenas y vemos que hay 11 cuentas en total, por lo que colocamos una bola en la varilla de las decenas y movemos una bola hacia arriba en la varilla de las centenas. Finalmente, sumamos las cuentas de la varilla de las centenas y vemos que hay 5 cuentas en total, por lo que colocamos una bola en la varilla de las centenas.
  4. El resultado final es 529, lo que significa que 342 + 187 = 529.

Este es un ejemplo simple de cómo utilizar el ábaco para realizar una suma. Se pueden utilizar técnicas similares para restar, multiplicar y dividir en el ábaco, pero se requerirá de más práctica y habilidad para realizar operaciones más complejas.

Tipos de ábacos

Existen varios tipos de ábacos que han sido utilizados a lo largo de la historia en diferentes partes del mundo. A continuación se mencionan algunos de los tipos de ábacos más comunes:

  1. Ábaco de cuentas o varillas: es el tipo de ábaco más común y consta de un marco rectangular con varillas paralelas que se extienden de un extremo a otro. En cada varilla hay varias cuentas que se mueven hacia arriba y hacia abajo para realizar cálculos.
  2. Ábaco romano: es un tipo de ábaco que se utilizaba en la antigua Roma y que constaba de un marco rectangular con ranuras en las que se colocaban piedras o fichas. En cada ranura había un número escrito y se utilizaban las fichas para sumar o restar.
  3. Ábaco chino: es un tipo de ábaco que se utiliza en China y que consta de un marco rectangular con varillas paralelas y cuentas. Sin embargo, a diferencia del ábaco de cuentas occidental, el ábaco chino tiene dos bolas en la parte superior de cada varilla que representan el valor de 5.
  4. Soroban japonés: es un tipo de ábaco que se utiliza en Japón y que consta de un marco rectangular con varillas paralelas y cuentas. A diferencia del ábaco de cuentas occidental, el soroban tiene una sola bola en la parte superior de cada varilla que representa el valor de 5.
  5. Ábaco ruso: es un tipo de ábaco que se utiliza en Rusia y que consta de un marco rectangular con varillas paralelas y cuentas. A diferencia del ábaco de cuentas occidental, el ábaco ruso tiene 10 cuentas en cada varilla, y las cuentas están dispuestas en grupos de 2 y 5 para facilitar la multiplicación.
  6. Ábaco de arena: es un tipo de ábaco que se utiliza en el norte de África y que consiste en una bandeja llena de arena o polvo. Los cálculos se realizan moviendo la arena y haciendo marcas en la superficie.

Estos son algunos ejemplos de los diferentes tipos de ábacos utilizados en todo el mundo. Cada uno tiene sus propias características y técnicas de cálculo específicas, pero todos comparten la misma función básica de ayudar a realizar cálculos matemáticos de manera eficiente.

Bibliografía ► Definiciona.com (abril 25, 2023). Definición y etimología de ábaco. Recuperado de https://definiciona.com/abaco/