Pingüísimo

Definición

Adjetivo. El término «pingüísimo», aunque poco común y con poca usanza, denota el grado superlativo de «pingüe«, que hace referencia a dos significados diferentes, por un parte se refiere a algo abundante, cuantioso o numeroso en elementos o cosas, y por otra, es utilizado refiriéndose a algo craso, gordo, grueso, grasiento, seboso, aceitoso, brillante, sebáceo, pringoso, cremoso, resbaladizo, graso, untuoso y gordo.

Etimología

El vocablo «pingüísimo» se deriva del adjetivo «pingüe», que proviene del latín «pinguis», significando «graso» o «fértil», relacionado con la abundancia. El sufijo «-ísimo» se añade para expresar el grado superlativo de un adjetivo en español, manifestando el mayor nivel de la cualidad que representa. El término «pingüe» tiene raíces latinas y se empleaba para describir la riqueza o la fertilidad, especialmente en referencia a la tierra o los alimentos.

propiamente DefiniciónAdverbio modal. Se entiende por propiamente se refiere de una manera o modo exacto, escrupuloso, pre...
perineumónico DefiniciónAdjetivo. Este vocablo es de uso anticuado, la definición de perineumónico como relativo, concernien...

Significado amplio

Abundancia, exuberancia

Además de su connotación física, «pingüísimo» puede aplicarse a situaciones donde hay una gran cantidad o exceso de algo, ya sea en términos de recursos, riqueza, o elementos materiales. Abundancia considerable en términos de cantidad o número.

Craso, gordo, enorme

En esta acepción de sentido, debe entenderse como grave, indsiculpable, imperdonable, y gordo, no en el sentido de mantecoso, ni grasiendo, sino «grande», «enorme», y en este sentido, se colinda con el significado anterior en el sentido de abundante, es decir, prólijo.

Mantecoso, seboso

Aquí el término pingüísimo se refiere a objetos o sustancias con una notable presencia de grasa o aceite, resultando en una textura brillante, resbaladiza o untuosa.

Ejemplos de uso

Como hemos visto, en el término pingüísimo podemos identificar tres grandes acepciones diferentes, así:

  • Abundantísimo, fértil, copioso.
  • Craso, gordo, grueso
  • Mantecoso, grasiento.

Veamos algunos ejemplos con cada nivel de significado:

Abundancia, exuberancia

– Abundantísimo: «La tierra era pingüísima en nutrientes, lo que garantizaba cosechas abundantes cada año.»
– Fértil: «El valle estaba rodeado de campos de trigo pingüísimos, listos para ser cosechados.»
– Copioso: «La lluvia fue pingüísima, llenando los embalses y asegurando el suministro de agua para toda la temporada.»

Craso, gordo, grueso

– Craso: «Cometió un «pingüísimo» error al no revisar las cifras, lo que le costó la oportunidad de cerrar el trato.»
– Gordo: «El documento contenía un error pingüísimo en la suma total, dando como resultado un presupuesto desequilibrado
– Grueso: «La capa de hielo era pingüísima en algunas zonas, lo que dificultaba el paso de los exploradores.»

Mantecoso, grasiento:

– Mantecoso: «El pastel estaba cubierto con un glaseado pingüísimo y mantecoso que derretía en la boca.»
– Grasiento: «El motor de la vieja camioneta estaba cubierto de una capa pingüísima de grasa, necesitando una limpieza urgente.»

Estos ejemplos ilustran cómo los diferentes signficados de «pingüísimo» se aplican en diversas situaciones, resaltando la riqueza y variedad de su uso en el lenguaje cotidiano.

Obsolescencia y rareza

Aunque hoy en día es poco frecuente en el habla cotidiana, este término puede emplearse en contextos literarios o técnicos para enfatizar la idea de exceso o abundancia, aunque su uso se considera obsoleto en la mayoría de los casos.

Origen y evolución

El adjetivo «pingüísimo» tiene sus raíces en el latín «pinguis», que originalmente significaba «graso» o «fértil». A lo largo del tiempo, su significado se ha ampliado para incluir una variedad de connotaciones relacionadas con la abundancia y el exceso, tanto en términos físicos como abstractos. A medida que el lenguaje evoluciona, ciertas palabras caen en desuso, como es el caso de «pingüísimo», aunque todavía se encuentra en textos más formales o en contextos especializados.

Usos contemporáneos

Aunque «pingüísimo» no es comúnmente utilizado en el habla cotidiana, aún puede encontrarse en textos literarios, académicos o técnicos donde se busca una expresión más formal o se necesita precisión en la descripción de características específicas. Su empleo en la actualidad tiende a ser más restringido y puede considerarse arcaico en muchos contextos informales.

Bibliografía ► Definiciona.com (5 marzo, 2024). Definición y etimología de pingüísimo. Recuperado de https://definiciona.com/pinguisimo/