Francia

Definición

Sustantivo femenino. País ubicado en Europa Occidental, conocido por su rica historia, cultura, arte y gastronomía. Es la nación más grande de la Unión Europea y cuenta con una población de más de 67 millones de habitantes. Limita con Bélgica, Luxemburgo, Alemania, Suiza, Italia, España, y el Mar Mediterráneo. Es una república presidencialista con una economía diversa y avanzada, famosa por sus atractivos turísticos, entre los que se incluyen la Torre Eiffel, el Louvre, la Riviera Francesa, y los castillos del valle del Loira. Nombre patronímico femenino, con variedad del idioma castellano, de origen germánico, que quiere decir libertad.
<

Etimología

div class=»flex flex-grow flex-col gap-3″>

La etimología de la palabra «Francia» está relacionada con el término germánico «frank», que signfica «libre», y que se refería originalmente a una tribu germánica que vivía en la región que hoy es Francia. Estos «franks», o «francos», se hicieron famosos por su conquista del territorio romano de la Galia a partir del siglo V d.C.

facilitario DefiniciónSustantivo masculino y femenino. Este término en la actualidad se encuentra desusado, se entiende po...
fleje DefiniciónSustantivo masculino. Esta palabra se refiere a una cinta o faja de chapa elaborado de hierro o de c...

Aunque la palabra «frank», o «Frank» se traduce como «libre«, esto no significa que los francos fueran un pueblo sin esclavos, sino que probablemente se refería a su organización social y política basada en una estructura tribal y militar.

La tierra de los «franks», o «francos» era «Frankia». A medida que los francos se asentaron en la región y mezclaron su lengua con el latín de los romanos, el nombre «Frankia» se transformó en «Francie», y «Francia». El nombre «Francia» se extendió a lo largo del tiempo y se convirtió en el nombre del país que conocemos hoy.

Pero anterior a la conquista de los francos, el nombre que se le daba a Francia era el de «Gallia», o «Galia», un término latino que, a su vez, deriva de «Galli», que era como los romanos llamaban a los galos, un grupo de pueblos celtas que habitaba la región en ese entonces.

El nombre «Francia» comenzó a usarse a partir del siglo VI, cuando los francos, un pueblo germánico originario de las regiones que hoy corresponden a los países de Alemania y los Países Bajos, comenzaron a establecerse en la región. Con el tiempo, los francos se convirtieron en el grupo dominante en la región y su nombre terminó por imponerse sobre el de los galos. Así, la región que antes se conocía como «Gallia» pasó a llamarse «Frankia», y posteriormente «Francia».

Primeros pobladores

No hay un consenso claro en la historia y la arqueología sobre su origen y etnia. Sin embargo, se cree que los primeros habitantes de la Galia eran pueblos celtas que emigraron a la región desde la Europa central y oriental durante el primer milenio antes de Cristo. Estos pueblos se establecieron en diferentes zonas de la Galia y desarrollaron culturas y tradiciones propias, y algunas tribus como los galos lograron expandirse y establecer un gran imperio antes de la llegada de los romanos.

Cerca de siglo VII antes de Cristo, los griegos jónicos arribaron a las tierras de Galia, y allí establecieron la colonia de Massalia, que en el presente se llama ciudad de Marsella, en las proximidades de la desembocadura del río Ródano. Ésta es la ciudad con más antigüedad de todo el territorio Francés, y se convirtió en un importante centro comercial y cultural, y estableció relaciones comerciales con las tribus celtas que habitaban en la región.

En el siglo V antes de Cristo, las tribus celtas iniciaron su incursión en el oriente y norte de Francia, expandiéndose gradualmente por todo el territorio en el periodo comprendido entre los siglos V y III antes de Cristo. Los celtas eran una cultura guerrera, y se caracterizaban por su arte y artesanía, su religión y su organización social. Durante este periodo, los celtas fundaron importantes ciudades como Burdigala (Bordeaux), Lutecia (París) y Lugdunum (Lyon).

Sin embargo, la Galia no se mantuvo aislada del mundo exterior, y los romanos conquistaron la región en el año 52 antes de Cristo. Julio César fue el general romano que llevó a cabo la conquista de la Galia, y escribió sobre sus campañas en su obra «De Bello Gallico». Los romanos construyeron carreteras, acueductos, edificios públicos y villas privadas, y establecieron una administración y una cultura que duró hasta el final del Imperio Romano.

Tras la caída del Imperio Romano, la Galia fue invadida por varias tribus germánicas, como los visigodos y los francos, quienes establecieron reinos en la región. Los francos fueron una tribu germánica que conquistó gran parte de la Galia, y su nombre fue adoptado como el nombre del país, Francia.

El origen de ‘Galia’

El significado de la palabra ‘Galia’, surgió en esta época, mismo que se aplica a las regiones donde los celtas se asentaron, en las inmediaciones del Rin, los montes Pirineos, el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Los límites del país actual son cercanamente similares que las de la Antigua Galia, misma que fue todo un territorio fructífero y de bonanza, cuya parte del sur se encontraba supeditada a significativas influencias de Grecia y Roma.

Francia se considera como el país con más turismo del mundo. Anualmente, suele recibir un aproximado de 90 millones de visitantes. Y no es para menos, ya que dispone de 643 mil kms cuadrados, siendo el país más grande y con mayor extensión de toda la Unión Europea.

Uno de los detalles gastronómicos más sobresalientes de Francia, es el queso. Aquí se fabrican más de 400 clases de quesos, dentro de los que sobresalen el camembert, el brie, el roquefort, entre otros.

En cuanto la arquitectura, uno de sus rasgos más representativos son los monumentales castillos. Se cuentan más de 40.000 construcciones de esta especie, dispersas por todo el territorio francés. Los más famosos son los que se hallan en el Valle de Loira.

Cuando se habla de Francia no se puede dejar de lado su símbolo por excelencia: la Torre Eiffel. Muchos secretos y detalles magníficos se escoden alrededor de esta estructura, pero una de las más sobresalientes, es que desde que fue inaugurada en 1889, fue señalada como el edificio más alto del mundo, hasta el año 1931, cuando se erigió el edificio Chrysler, en New York, y luego otros que superaron estos.

Bibliografía ► Definiciona.com (13 agosto, 2016). Definición y etimología de Francia. Recuperado de https://definiciona.com/francia/