Neón

Definición

Sustantivo masculino que referencia a un elemento químico de naturaleza gaseosa, que se halla en la región atmosférica, en poca medida.

Etimología

Su símbolo en la Tabla Periódica es (Ne). El número atómico que lo caracteriza es 10, lo cual indica que posee 10 protones girando alrededor del núcleo. Por primera vez, lo aisló el científico William Ramsay, de Inglaterra, especialista en química quien además pudo aislar el xenón, el helio, el criptón y el argón.

ninfómana Sustantivo femenino. Este vocablo se dice especialmente de una mujer, que sufre o padece ...
nogada Sustantivo femenino. Este vocabulario se refiere a una especie de salsa preparada a base ...

Usó la denominación griega ‘neon’, originalmente ‘νεος’, que traduce nuevo (neos), junto con el sufijo ‘on’. Gracias al significativo descubrimiento de los conocidos como los cuatro gases nobles, a Ramsey se le otorgó el Premio Nobel, en el año 1904.

Solamente se puede extraer de la atmósfera del planeta, así como también se hallan pocas concentraciones de este elemento en el gas natural, en los meteoritos y en el reino mineral.

Para el desarrollo de los estudios científicos de la física en asuntos de alta energía, se requieren grandes cantidades de neón. Las cámaras con sistema de centelleo, utilizadas para percibir el paso de partículas nucleares, quedan cargadas con este gas.

Una de sus variaciones más útiles, es en forma líquida, que puede servir por su efecto refrigerante. Igualmente, resulta ideal para ciertas clases de tubos electrónicos, lámparas test de electricidad de alto voltaje y para los contadores tipo Geiger-Müller. Las lámparas incandescentes de este gas requieren poca potencia, por lo que generan bajos costos y por ende, se fabrican con neón luces de seguridad y nocturnas.

El neón no presenta ninguna tonalidad de color, ni aroma, ni sabor alguno. En situaciones naturales, se halla en forma de gas. Ningún compuesto se forma con neón, pues únicamente por cada molécula del gas, figura un solo átomo.

Impactos en la salud ante exposición

Este gas puede llegar a ser absorbido por el organismo, por medio de haber sido inhalado, ocasionando graves consecuencias. Si llegase a haber una fuga en uno de sus contenedores que lo contienen en forma líquida, con gran velocidad se evapora, desencadenando una instantánea contaminación del aire, con alto riesgo de asfixia, si sucede en un lugar encerrado. Si entra en los pulmones, provoca problemas respiratorios en un grado. Si se toca directamente, genera un efecto de congelación y si se exponen los ojos, estos se ven afectados por el helamiento del líquido.

En caso de respirarse en una cantidad significativa, los efectos adversos van desde mareos, vómito, malestar general, hasta desmayos y el deceso. Una persona puede perder la vida por un error de cálculo al trabajar con tal sustancia, sobre todo porque puede en un instante, entrar en un estado muy confuso y perder el conocimiento, factores que obstaculizan un auto rescate. Si el sitio no cuenta con una buena concentración de oxígeno, el desmayo y la muerte se pueden producir en breves momentos, sin aviso alguno.

Uno de los síntomas que primero afloran, es una asfixia que se distingue por una respiración acelerada y deseos incontenibles de inhalar aire puro. Las funciones mentales se reducen drásticamente y comienzan a fallar los músculos y articulaciones. El afectado va perdiendo el juicio gradual y rápidamente, así como la capacidad sensorial. Lo más grave es cuando llega a convulsionar, pues en menos de nada ingresa en un estado de coma profundo y finalmente, la muerte.

Bibliografía ► Definiciona.com (octubre 31, 2022). Definición y etimología de neón. Recuperado de https://definiciona.com/neon/