fábula

Definición

Es una composición literaria breve que se ubica dentro del género narrativo, escrito en prosa o en verso, se caracteriza principalmente porque sus personajes son animales a los cuales se les atribuyen cualidades y defectos humanos, hablan y actúan en toda la historia para finalmente dejar una moraleja o enseñanza.

Etimología

La palabra «fábula» proviene del latín «fabŭla», que significa «relato» o «cuento». La palabra latina a su vez deriva de la raíz indoeuropea «bha» que significa «hablar«. En inglés, la palabra «fable» tiene una raíz similar a la del latín, derivando del francés antiguo «fable» y del latín «fabula». En francés, la palabra es «fable», que también proviene del latín. En italiano, la palabra es «favola», que también deriva del latín. En español, la palabra «fábula» se ha mantenido similar a la palabra latina original.

Al igual, tiene raíces en el griego antiguo. En griego, la palabra «μύθος» (mýthos) se refería a un relato o historia, pero también podía tener un significado más profundo y místico, refiriéndose a una narración que contenía verdades más allá de lo que se percibía a simple vista. Esta idea se transmitió a través de la filosofía platónica, que utilizó los mitos como una forma de enseñanza moral y espiritual.

La fábula es un tipo de relato breve que utiliza animales o elementos de la naturaleza para representar a personas y transmitir una moraleja o enseñanza. El término «fábula» ha sido utilizado en muchos idiomas y se ha adaptado a través del tiempo para adaptarse a las lenguas y culturas locales.

Características de las Fábulas

Protagonistas Antropomorfizados

Uno de los rasgos distintivos de las fábulas es el uso de animales antropomorfizados, es decir, animales que hablan, piensan y actúan como seres humanos. Estos personajes representan cualidades humanas, como la astucia, la avaricia, la lealtad o la pereza. Esta personificación facilita la identificación del lector con los personajes y hace que las enseñanzas morales sean más accesibles y memorables.

Por ejemplo, en la fábula de «La liebre y la tortuga«, la liebre representa la arrogancia y la confianza excesiva, mientras que la tortuga simboliza la perseverancia y la humildad. A través de sus interacciones y el desenlace de la historia, se transmite la lección de que la constancia y el esfuerzo pueden superar a la velocidad y la presunción.

Enseñanza Moral

El objetivo principal de una fábula es impartir una enseñanza moral o práctica. Esta moraleja suele estar explícita al final de la narración o implícita en el desarrollo de la historia. Las moralejas abordan una amplia variedad de temas, desde la honestidad y la justicia hasta la prudencia y la sabiduría.

Las fábulas utilizan situaciones cotidianas y problemas universales para transmitir sus lecciones, lo que las hace relevantes y aplicables a diferentes contextos culturales y épocas. Esta universalidad es una de las razones por las que las fábulas han perdurado a lo largo del tiempo y continúan siendo populares en la educación y la literatura infantil.

Historia de las Fábulas

Antigüedad Clásica

Las fábulas tienen sus raíces en la antigüedad clásica, con autores como Esopo en Grecia y Fedro en Roma. Esopo, un esclavo griego que vivió alrededor del siglo VI a.C., es uno de los fabulistas más conocidos y sus historias han sido traducidas y adaptadas en innumerables culturas y lenguas. Las fábulas de Esopo incluyen relatos famosos como «El zorro y las uvas» y «El león y el ratón«, cada una con una moraleja que enseña una lección ética o práctica.

Fedro, un escritor romano del siglo I d.C., adaptó muchas de las fábulas de Esopo al latín y añadió sus propias historias. Las obras de Fedro fueron ampliamente leídas en la antigua Roma y tuvieron una gran influencia en la literatura fabulística posterior.

Edad Media y Renacimiento

Durante la Edad Media y el Renacimiento, las fábulas continuaron siendo una forma popular de literatura didáctica. Las colecciones de fábulas se utilizaron en la educación para enseñar lecciones morales y virtudes cívicas. Autores como Jean de La Fontaine en Francia revitalizaron el género en el siglo XVII, adaptando las fábulas clásicas a su propio contexto cultural y añadiendo comentarios sociales y políticos a sus narraciones.

Las fábulas de La Fontaine, como «La cigarra y la hormiga» y «El lobo y el cordero», son célebres por su estilo elegante y sus profundas reflexiones sobre la naturaleza humana y la sociedad. Su obra ha sido traducida a múltiples idiomas y sigue siendo una referencia importante en la literatura mundial.

Fábulas Modernas

Literatura Infantil

En tiempos modernos, las fábulas se han consolidado como una herramienta educativa fundamental en la literatura infantil. Las historias simples y las enseñanzas claras las hacen ideales para enseñar valores y principios morales a los niños. Autores como los hermanos Grimm y Hans Christian Andersen han creado fábulas modernas que, aunque a menudo son más largas y complejas que las tradicionales, mantienen la esencia del género al transmitir lecciones importantes.

Las fábulas modernas también han encontrado un lugar en los medios visuales, como la animación y el cine. Películas y series animadas a menudo utilizan la estructura y las características de las fábulas para crear narrativas entretenidas y educativas que llegan a una amplia audiencia.

El origen de la fábula

Aunque la fábula es una forma literaria que ha existido en muchas culturas diferentes, su origen se remonta a la antigua Grecia y Roma.

En la literatura griega, la fábula se desarrolló como una forma de enseñanza moral, y se utilizaba en las escuelas como una herramienta para inculcar valores éticos en los jóvenes. El escritor Esopo es uno de los autores más conocidos de fábulas griegas, y su obra ha sido transmitida a través de los siglos.

Las fábulas romanas, por su parte, se inspiraron en las fábulas griegas y se utilizaron para enseñar valores cívicos y éticos a los ciudadanos romanos. Los escritores romanos más famosos de fábulas son Fedro y Aviano, cuyas obras fueron muy populares en la antigua Roma y tuvieron un gran impacto en la literatura posterior.

En la Edad Media, la fábula se convirtió en una forma literaria muy popular en Europa, y se utilizó para enseñar valores religiosos y éticos a los fieles. Los autores medievales más conocidos de fábulas son el francés Jean de La Fontaine y el italiano Giovanni Boccaccio, cuyas obras se convirtieron en clásicos de la literatura.

Aunque la fábula ha evolucionado a lo largo de los siglos y se ha adaptado a diferentes culturas y contextos, su esencia sigue siendo la misma: la fábula es una forma literaria que utiliza la narrativa para transmitir lecciones y valores morales de manera accesible y entretenida.

La fábula también ha influido en otros géneros literarios, como la novela y el cuento. Muchas novelas y cuentos incluyen elementos de la fábula, como personajes antropomórficos que representan valores y virtudes humanas, y situaciones que ilustran lecciones morales.

Una de las características más distintivas de la fábula es su uso de animales antropomórficos, es decir, animales que tienen características humanas, como la capacidad de hablar y razonar. Este uso de animales en lugar de personajes humanos permite al autor tratar temas delicados y controversiales de una manera indirecta y segura.

Por ejemplo, en la fábula «La liebre y la tortuga», la liebre representa la arrogancia y la falta de humildad, mientras que la tortuga representa la perseverancia y la determinación. Al utilizar animales en lugar de personas para representar estos valores y virtudes, el autor puede transmitir su mensaje de manera efectiva sin ofender a nadie.

Otra característica importante de la fábula es su estructura narrativa. La mayoría de las fábulas siguen una estructura similar, en la que se presenta un problema o conflicto, se introduce un personaje principal que debe resolver el problema, y se llega a una conclusión moral o enseñanza al final de la historia.

Esta estructura narrativa hace que las fábulas sean fáciles de entender y recordar, y permite al autor transmitir su mensaje de manera clara y efectiva. Además, la estructura de la fábula también permite al lector o espectador identificarse con el personaje principal y aprender de su experiencia.

Principales escritores de fábula

Esopo: Esopo es considerado el padre de la fábula. Vivió en Grecia en el siglo VI a.C. y se le atribuyen cientos de fábulas que han sido transmitidas oralmente y por escrito a lo largo de los siglos. Algunas de las fábulas más famosas de Esopo incluyen «La liebre y la tortuga», «El león y el ratón», y «La cigarra y la hormiga».

Fedro: Fedro fue un escritor latino que vivió en el siglo I d.C. y escribió fábulas que se hicieron muy populares en la época medieval. Las fábulas de Fedro suelen ser más largas que las de Esopo y presentan un estilo más elaborado. Algunas de las fábulas más famosas de Fedro incluyen «La rana que quería ser buey» y «El lobo y el cordero».

Jean de la Fontaine: Jean de la Fontaine fue un escritor francés del siglo XVII que escribió fábulas que se hicieron muy populares en Europa y América del Norte. Las fábulas de La Fontaine se caracterizan por su humor y su crítica social. Algunas de las fábulas más famosas de La Fontaine incluyen «El zorro y las uvas», «La cigarra y la hormiga», y «El león y el ratón».

Iriarte: Tomás de Iriarte fue un escritor español del siglo XVIII que escribió fábulas que se hicieron muy populares en España y América Latina. Las fábulas de Iriarte suelen ser más breves que las de La Fontaine y presentan un estilo más directo y sencillo. Algunas de las fábulas más famosas de Iriarte incluyen «La zorra y las uvas» y «El burro flautista».

Esopo moderno: Aunque no es un escritor histórico, el poeta y escritor británico George Orwell es conocido por sus fábulas modernas que utilizan animales antropomórficos para criticar la política y la sociedad. Algunas de las fábulas más famosas de Orwell incluyen «Rebelión en la granja» y «1984».

Aviano: Flavio Aviano fue un escritor latino que vivió en el siglo IV d.C. y escribió una colección de fábulas llamada «Fabulae» que se hicieron muy populares en la Edad Media. Las fábulas de Aviano suelen ser más simples que las de Fedro y presentan un estilo más directo y didáctico.

Ivan Krylov: Ivan Krylov fue un escritor ruso del siglo XIX que escribió fábulas que se hicieron muy populares en Rusia y en otros países de Europa Oriental. Las fábulas de Krylov se caracterizan por su sátira y su crítica social. Algunas de las fábulas más famosas de Krylov incluyen «El lobo y el perro», «El elefante y el pugilista», y «La liebre y el galgo«.

Ramón de Campoamor: Ramón de Campoamor fue un escritor español del siglo XIX que escribió fábulas que se hicieron muy populares en España y América Latina. Las fábulas de Campoamor suelen presentar una visión pesimista de la vida y la sociedad. Algunas de las fábulas más famosas de Campoamor incluyen «El reloj» y «La puerta del cementerio».

Samaniego: Félix María Samaniego fue un escritor español del siglo XVIII que escribió fábulas que se hicieron muy populares en España y América Latina. Las fábulas de Samaniego suelen presentar una visión optimista de la vida y la sociedad. Algunas de las fábulas más famosas de Samaniego incluyen «El lobo y las ovejas», «La cigarra y la hormiga», y «El zorro y las gallinas».

Las fábulas también se han integrado en la cultura popular contemporánea, influyendo en diversos ámbitos como la publicidad, la política y la psicología. Las moralejas y los personajes de las fábulas se utilizan a menudo como metáforas y alegorías para ilustrar puntos de vista y conceptos complejos de manera accesible y memorable.

Además, el formato de la fábula ha sido adaptado para abordar temas modernos y relevantes, como la sostenibilidad ambiental, la igualdad de género y la justicia social. Estas adaptaciones mantienen la relevancia del género y demuestran su capacidad para evolucionar y adaptarse a los desafíos contemporáneos.

Usos y aplicaciones de fábula

La fábula es uno de los pocos tipos de textos que mantienen una fórmula fija, es decir, en la fábula no se espera crear situaciones o giros narrativos inesperados, sino que se espera cumplir con la fórmula: inicio, nudo, final que concluye con una moraleja. Es un texto ideal para inculcar valores y preceptos en los niños ya que utiliza el humor, situaciones inverosímiles y como personajes a animales pintorescos para transmitir una enseñanza moral. También se puede utilizar como sátira política o social.

En la antigua Roma, las fábulas eran historias breves y sencillas que se contaban para enseñar valores morales y éticos a los niños y jóvenes. Uno de los más famosos autores de fábulas fue el escritor romano Esopo, cuyas historias se han transmitido de generación en generación y han sido adaptadas a diferentes culturas y lenguas.

Con el tiempo, la palabra «fábula» ha evolucionado para referirse a cualquier tipo de relato breve, ficticio o no, que tenga una enseñanza o moraleja implícita. También se utiliza para referirse a la técnica literaria que consiste en transmitir una enseñanza a través de una historia.

En la literatura occidental, las fábulas han sido muy populares desde la Edad Media, cuando autores como el francés Jean de La Fontaine y el italiano Giovanni Boccaccio escribieron colecciones de fábulas que se convirtieron en clásicos de la literatura. Estas fábulas a menudo presentaban animales antropomórficos (es decir, animales que hablan y actúan como seres humanos) que se enfrentaban a situaciones que ilustraban lecciones morales o éticas.

La técnica de la fábula también se ha utilizado en otros medios, como el cine, la televisión y la música. En el cine, las fábulas a menudo se presentan en forma de películas animadas, como la película de Disney «El Rey León», que cuenta la historia de un león joven que aprende a ser un buen líder a través de una serie de aventuras y desafíos.

En la música, la fábula se utiliza a menudo en las letras de las canciones, especialmente en los géneros folclóricos y de música popular. Ejemplos de esto son la canción «El lobo y la luna» del cantante español Luis Eduardo Aute, que cuenta la historia de un lobo que se enamora de la luna, y la canción «La Cucaracha», una canción popular mexicana que cuenta la historia de una cucaracha que no puede caminar debido a su falta de una pata.

La fábula también ha sido objeto de estudio y análisis por parte de filósofos, críticos literarios y psicólogos. Por ejemplo, el filósofo francés Jean-Jacques Rousseau consideraba las fábulas como una herramienta importante para la educación moral de los niños, ya que les ayudaban a aprender lecciones valiosas de manera entretenida y accesible.

El crítico literario ruso Vladimir Propp desarrolló una teoría de la estructura de la fábula, en la que identificaba una serie de elementos comunes que se repetían en muchas fábulas diferentes. Según Propp, estas estructuras narrativas eran una especie de «gramática» de la fábula, y permitían a los autores crear historias efectivas y memorables.

En el campo de la psicología, la fábula se ha utilizado como una herramienta terapéutica para ayudar a las personas a enfrentar y superar problemas emocionales y psicológicos. Por ejemplo, los psicólogos pueden utilizar una fábula para ilustrar un problema o conflicto particular, y luego guiar al paciente a través de un proceso de reflexión y análisis para encontrar soluciones y respuestas.

Del mismo modo  ha sido utilizada como un medio de crítica social y política. Los autores de fábulas pueden utilizar animales antropomórficos para satirizar a la sociedad humana y sus problemas, y para llamar la atención sobre temas importantes como la corrupción, la injusticia y la desigualdad.

Ampliar vocabulario

FéRETRO
Sustantivo masculino. La definición de este término hace referencia a un receptáculo, baú...
FRISANTE
Adjetivo. Este termino hace alusión como participio activo de frisar, que quiere decir el...
FABRILMENTE
Adverbio modal. Esta palabra en la actualidad se encuentra desusada, se entiende por fabr...
FRISO
Sustantivo masculino. Este termino se refiere a una banda, faja, lista o franja mas o men...
FUSARIO
Sustantivo masculino. Este vocablo en la actualidad se encuentra desusado (en zoología) s...
FROILA
Sustantivo masculino. Esta palabra hace referencia a un nombre patronímico de origen germ...
FRASEóLOGO
Sustantivo masculino y femenino. Este vocabulario es de uso bastante infrecuente, inclusi...
FALDRIQUERA
Sustantivo femenino. Este vocabulario alude a un bolso o bolsillo en cualquier prenda de ...

Actualizado por última vez en junio 15, 2024 3:58 pm

Compartir
AVISO LEGAL

Este sitio web utiliza cookies tanto propias como de terceros para poder ofrecer una experiencia personalizada y ofrecer publicidades afines a sus intereses. Al hacer uso de nuestra web usted acepta en forma expresa el uso de cookies por nuestra parte... Seguir leyendo

ACERCA DEL SITIO

Definiciona es uno de los diccionarios más grandes de internet, y el mayor repositorio de etimologías en idioma Español. Contiene la definición de las palabras, así como su origen, historia y evolución, y demás aspectos de cada término, ejemplos, para qué sirven, casos de uso (en algunas de ellas), etc.
DERECHOS DE AUTOR

Todos los derechos reservados. Sólo se autoriza la publicación de texto en pequeños fragmentos siempre que se cite la fuente. No se permite utilizar el contenido para conversión a archivos multimedia (audio, video, etc.)

© 2024 Definiciona