Videos de terror

Definición

Se le denomina videos de terror, o videos de miedo, al conjunto de producciones multimedia, bien sean cinematográficas, televisivas, etc., con contenido visual (por cuanto los videos de terror también pueden basarse en el silencio) o audiovisual, y cuyo objetivo es generar miedo o alguna reacción de susto en la persona que lo observa mediante la utilización de audio y de imágenes que impacten su sentido visual y auditivo.

Etimología

El término «video» proviene del latín «video» -que, a su vez, procede del latín «videre»- que significa «yo veo». La palabra «terror» proviene del latín de igual nombre, y significa «temblar», «trepidar», y posiblemente asociado en principio con el temblor de la tierra. El significado de videos de terror es tanto como «ver algo que hace temblar».

templadero DefiniciónSustantivo femenino. La definición de este término hace referencia a una mesa o un especie de horno ...
tenienta DefiniciónSustantivo femenino. Esta palabra es de uso poco frecuente, se define (en milicia) a la mujer del te...

La etimología de «terror» nos lleva al latín «terrere», que significa «aterrorizar» o «causar miedo». Esta raíz latina tiene profundas connotaciones en la historia y la literatura, donde el terror se ha utilizado como una herramienta para provocar emociones intensas y explorar aspectos oscuros de la psique humana.

Características

Los videos de terror suelen tener varias características que los distinguen. Utilizan elementos visuales y sonoros para crear atmósferas de suspense y tensión. Las escenas oscuras, los efectos de sonido inquietantes y la música de fondo contribuyen a generar el ambiente adecuado para provocar miedo en el espectador.

Además, las historias que se narran suelen estar cargadas de elementos sobrenaturales, como fantasmas, monstruos, posesiones demoníacas o fenómenos paranormales, que aumentan la sensación de terror y desconcierto.

Clasificación

Los videos de terror pueden clasificarse de diversas formas, dependiendo de sus características y temáticas. Se pueden categorizar según el tipo de terror que representan, como el terror psicológico, el terror sobrenatural, el terror gore, entre otros.

También se pueden clasificar según su público objetivo, dividiéndolos en videos de terror para adultos y videos de terror para niños, teniendo en cuenta el nivel de violencia y horror que contienen.

Tipos

Los tipos de videos de terror pueden variar según su enfoque y contenido. Algunos ejemplos incluyen:

Terror psicológico

Se basa en manipular la mente del espectador, creando situaciones de suspense y desconcierto que generan miedo sin necesidad de mostrar escenas explícitas de violencia o terror.

Terror sobrenatural

Se centra en la presencia de entidades o fuerzas paranormales, como fantasmas, demonios o criaturas del más allá, que provocan terror en los personajes y en el público.

Terror gore

Se caracteriza por mostrar escenas explícitas de violencia, sangre y mutilación, con el objetivo de impactar y perturbar al espectador.

Ejemplos

Algunos ejemplos de videos de terror populares incluyen películas como «El Exorcista», «El Conjuro», «El Resplandor» y «Pesadilla en Elm Street». Estas películas han dejado una marca indeleble en la cultura popular y continúan asustando a las audiencias incluso décadas después de su estreno.

En el ámbito de los videos en línea, canales de YouTube como «Top Trending» o «Looper» suelen compartir recopilaciones de videos de terror virales, avistamientos paranormales y relatos de miedo que mantienen a los espectadores al borde de sus asientos.

En resumen, los videos de terror son una forma de entretenimiento que busca provocar emociones intensas en el espectador, utilizando recursos visuales y sonoros para crear atmósferas de suspense y miedo. Su impacto en la cultura popular es innegable, y continúan siendo una fuente de fascinación y temor para muchas personas en todo el mundo.

Consecuencias de Ver Vídeos de Terror

Ver películas de terror puede tener diversas consecuencias en el espectador, tanto a nivel emocional como psicológico. A continuación, se detallan algunas de las posibles repercusiones:

Impacto Emocional

Las películas de terror pueden provocar una amplia gama de emociones en el espectador, que van desde el miedo y la ansiedad hasta la excitación y el suspenso. El impacto emocional puede variar según la sensibilidad y la tolerancia individual de cada persona.

Trastornos del Sueño

Ver películas de terror justo antes de dormir puede desencadenar trastornos del sueño, como pesadillas o dificultades para conciliar el sueño. Las imágenes perturbadoras y las sensaciones de miedo pueden permanecer en la mente del espectador incluso después de apagar la pantalla.

Desensibilización

Exponerse repetidamente a contenido de terror puede llevar a una cierta desensibilización emocional, donde el espectador se vuelve menos sensible o reacciona con menos intensidad frente a estímulos de miedo. Esto puede tener implicaciones en la vida cotidiana y en la capacidad de empatizar con las emociones de los demás.

Incremento del Ritmo Cardíaco y la Presión Arterial

Durante la visualización de películas de terror, es común experimentar un aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial debido a la activación del sistema nervioso simpático en respuesta al miedo percibido. Aunque estos cambios son temporales, pueden ser preocupantes para personas con problemas cardíacos o de presión arterial.

Refuerzo de Creencias y Supersticiones

Para algunas personas, ver películas de terror puede reforzar sus creencias en lo sobrenatural y alimentar supersticiones. Las representaciones de fantasmas, demonios y eventos paranormales pueden influir en la percepción de la realidad y generar temores irracionales.

Efectos a Largo Plazo

Existe cierta controversia sobre los efectos a largo plazo de ver películas de terror de manera regular. Algunos estudios sugieren que una exposición prolongada a contenido de terror puede estar asociada con un mayor riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad o trastorno de estrés postraumático en personas especialmente sensibles o vulnerables.

En conclusión, si bien ver películas de terror puede ser una experiencia emocionante y estimulante para muchos espectadores, es importante ser consciente de las posibles consecuencias negativas y establecer límites saludables en cuanto a la exposición a este tipo de contenido.

Bibliografía ► Definiciona.com (21 febrero, 2024). Definición y etimología de videos de terror. Recuperado de https://definiciona.com/videos-de-terror/