Eufemismo

Definición

Es una palabra que sustituye o reemplaza un término que es considerado fuerte, vulgar o tabú. El eufemismo se crea para intentar suavizar palabras o expresiones indiscretas y con cargas semánticas que remiten a realidades que no son o no quieren ser aceptadas por la mayoría de la población. Por ejemplo, en lugar de decir que una persona ha muerto se utilizan expresiones como descansa en paz o llegó al término de su vida; a una persona vieja se nombra como entrada en años, alguien mayor, de edad o que ya no es joven.

Etimología

Proviene del griego “euphemía” que significa “que dice palabras de buen agüero, de buena significación, favorable”, el término griego deriva de “eu” que significa “bien, recto, justo, favorable” y “pheme” que significa “dar a conocer o manifestar el pensamiento, hablar, decir”. Por tanto, el eufemismo como su misma etimología lo indica, trata de expresar un pensamiento de la mejor manera, con los mejores términos y de manera favorable.

explorable Adjetivo. La definición de explorable como la susceptibilidad o la posibilidad de ser exp...
embolia Sustantivo femenino. Este termino se refiere (en medicina) a un taponamiento ocasionado p...

En el latín,  «euphemismus» se utilizaba para referirse a una expresión suave o agradable que se utilizaba en lugar de otra más dura o desagradable. De manera similar, en el francés, se utiliza la palabra «euphémisme», que tiene un significado similar al de su contraparte en español.

El origen de los eufemismos

En las culturas antiguas, se creía que ciertas palabras y frases tenían un poder mágico o espiritual, por lo que se debía evitar su uso en situaciones negativas. Por ejemplo, en la antigua Roma, se evitaba hablar de la muerte o la desgracia directamente y en su lugar se utilizaban eufemismos como «ir al descanso» o «partir a los dioses». De manera similar, en la antigua Grecia, se creía que mencionar la muerte o los dioses negativos atraería la mala suerte.

En la Edad Media, la religión y la moralidad tuvieron un papel importante en la creación de eufemismos. En la época, se creía que ciertas palabras y conceptos eran inapropiados o pecaminosos, por lo que se debía evitar su uso directo. Por ejemplo, se utilizaban eufemismos para referirse a partes del cuerpo, relaciones sexuales o enfermedades. Estos eufemismos a menudo tenían un carácter humorístico o irónico.

Durante el Renacimiento, el uso de eufemismos se convirtió en una forma de refinamiento y sofisticación. La gente de la época creía que utilizar un lenguaje demasiado directo o vulgar era una muestra de falta de educación o cultura. De esta manera, se utilizaban eufemismos para referirse a temas que se consideraban indecentes o impíos.

En la antigua Grecia, el término «eufemismo» se utilizaba para describir un tipo de discurso que se consideraba agradable y respetuoso. Con el tiempo, el término se amplió para incluir cualquier forma de expresión que se use para suavizar una realidad incómoda o desagradable.

Hoy en día, los eufemismos se utilizan comúnmente en una amplia gama de situaciones, desde la política hasta el entretenimiento y la publicidad. Por ejemplo, en la política, los eufemismos se utilizan a menudo para suavizar o disfrazar la verdadera naturaleza de las políticas o acciones. En la publicidad, se utilizan para hacer que los productos o servicios parezcan más atractivos o deseables.

Aunque los eufemismos pueden ser útiles para evitar ofender o crear una impresión negativa, también pueden tener un impacto negativo en la comunicación efectiva. A veces, los eufemismos pueden ser engañosos o confusos, y pueden hacer que la gente tenga dificultades para entender la verdadera naturaleza de una situación.

Los eufemismos son una herramienta lingüística comúnmente utilizada en nuestra sociedad. Los empleamos para suavizar el lenguaje y evitar palabras o frases que puedan ofender o ser inapropiadas. En algunos casos, los eufemismos pueden ser útiles para comunicar una idea de manera clara y concisa, mientras que en otros casos, pueden ser engañosos o evasivos.

En el ámbito de la política, los eufemismos se utilizan a menudo para disfrazar la verdadera naturaleza de una acción o política. Por ejemplo, en lugar de decir que un país está llevando a cabo una invasión militar, se puede decir que se está llevando a cabo una «intervención humanitaria». En el ámbito empresarial, los eufemismos se utilizan a menudo para describir despidos masivos como «reestructuraciones» o «optimización de recursos», lo que puede hacer que la situación parezca menos desagradable.

Sin embargo, algunos críticos argumentan que el uso excesivo de eufemismos puede conducir a una falta de transparencia y a una comunicación deficiente. Al utilizar palabras o frases que no reflejan la realidad de una situación, puede hacer que la gente tenga dificultades para entender la verdadera naturaleza de una situación. También puede ser engañoso o confuso, lo que puede llevar a la falta de confianza y credibilidad.

Los eufemismos también se utilizan en otros ámbitos, como en la educación, la salud y la religión.

Por ejemplo, en la educación, se pueden utilizar eufemismos para evitar palabras o frases que puedan ser ofensivas o estigmatizantes.

En lugar de decir que un estudiante tiene «problemas de comportamiento», se puede decir que tiene «necesidades especiales» o «desafíos conductuales». En el ámbito de la salud, se pueden utilizar eufemismos para suavizar el impacto de un diagnóstico o procedimiento médico. En lugar de decir que alguien tiene cáncer, se puede decir que tienen «una enfermedad seria». En el ámbito religioso, los eufemismos se pueden utilizar para referirse a la muerte o a temas tabú, como el sexo o el alcoholismo.

Aunque los eufemismos pueden ser útiles para evitar palabras ofensivas o estigmatizantes, también pueden tener un impacto negativo en la comunicación efectiva. En algunos casos, pueden ser vagos o confusos, y pueden hacer que la gente tenga dificultades para entender la verdadera naturaleza de una situación. Igualmente, pueden ser utilizados para ocultar información importante, lo que puede llevar a una falta de transparencia y confianza.

Formas erradas de usar eufemismos

En primer lugar, el uso de eufemismos en situaciones de discriminación o marginación puede trivializar o minimizar la gravedad de la situación. Por ejemplo, referirse a un acto de racismo como un «incidente desafortunado» minimiza la gravedad del acto y no reconoce la discriminacion/»>discriminación en sí misma.

En segundo lugar, en el ámbito de la salud, el empleo de eufemismos puede confundir o engañar a los pacientes y sus familias. Por ejemplo, referirse a la muerte como «pasar a mejor vida» o a una enfermedad terminal como «proceso natural» puede hacer que los pacientes no comprendan la gravedad de su situación y no tomen decisiones informadas sobre su tratamiento.

En tercer lugar, en el ámbito de la política, valerse de eufemismos puede ocultar la realidad detrás de las decisiones y acciones gubernamentales. Por ejemplo, referirse a una guerra como «operación militar» o a una medida económica impopular como «ajuste fiscal» puede ocultar la verdadera intención o impacto de la acción.

En general, el uso de eufemismos puede ser problemático cuando se utilizan para evitar enfrentar la realidad, ocultar la verdad o disfrazar situaciones desagradables, incómodas o violentas. Esto puede conducir a una falta de comprensión, negación o minimización de las situaciones reales, lo que a su vez puede tener consecuencias negativas para las personas involucradas.

El uso de eufemismos puede variar según la cultura y las circunstancias en las que se utilizan. Lo que puede considerarse un eufemismo en una cultura puede ser una forma normal y aceptable de expresión en otra. Por lo tanto, es importante ser conscientes del contexto y las sensibilidades culturales cuando se utiliza el lenguaje.

En algunos ámbitos laborales, los eufemismos pueden utilizarse para evitar confrontaciones o situaciones difíciles en el trabajo, lo que puede llevar a una cultura de evasión y falta de resolución de conflictos.

Asimismo, puede resultar inapropiado en situaciones de violencia o abuso. En estos casos, los eufemismos pueden minimizar o trivializar la gravedad de la situación y dar a entender que la situación es menos grave de lo que realmente es. Por ejemplo, referirse a un acto de violencia sexual como un «incidente desafortunado» puede minimizar el trauma y dolor experimentado por la víctima.

Otro caso en el que el uso de eufemismos puede ser inapropiado es en situaciones que involucran enfermedades mentales o discapacidades. El uso de eufemismos puede llevar a una falta de comprensión y empatía hacia las personas afectadas, así como a estereotipos y prejuicios. Por ejemplo, referirse a una persona con una discapacidad como «especial» o «diferente» puede trivializar su condición y perpetuar estereotipos negativos.

Un ejemplo de situaciones en las que el uso de eufemismos puede ser inapropiado es en casos de discriminación por género, orientación sexual o identidad de género. El uso de eufemismos puede minimizar la discriminación y perpetuar estereotipos y prejuicios. Por ejemplo, referirse a una mujer que trabaja en una profesión tradicionalmente dominada por hombres como «una de las pocas mujeres en su campo» puede trivializar la discriminación que enfrentan las mujeres en estos campos.

En el ámbito de la justicia, el uso de eufemismos puede ser problemático en situaciones que involucran delitos graves. Por ejemplo, referirse a un asesinato como un «homicidio involuntario» o a un robo a mano armada como un «acto de violencia» puede minimizar la gravedad de los delitos y no transmitir la seriedad del crimen.

Por último, el uso de eufemismos también puede ser problemático en situaciones de marketing o publicidad. En algunos casos, puede engañar al consumidor y dar una impresión equivocada de los productos o servicios. Por ejemplo, referirse a un producto como «natural» o «orgánico» sin que realmente lo sea, puede llevar a los consumidores a creer que están comprando un producto de calidad superior cuando en realidad no lo es.

Eufemismos más utilizados

  • «Descanso eterno» en lugar de «muerte«
  • «Personal de limpieza» en lugar de «limpiador o limpiadora»
  • «Personas de talla grande» en lugar de «gordas«
  • «Reducción de plantilla» en lugar de «despido»
  • «Años dorados» en lugar de «vejez»
  • «Cambio de planes» en lugar de «cancelación»
  • «Problemas de aprendizaje» en lugar de «discapacidad intelectual»
  • «Colateral» en lugar de «víctimas civiles»
  • «Diversidad funcional» en lugar de «discapacidad«
  • «Servicios de acompañamiento» en lugar de «servicios de prostitución«
  • «Mantenimiento preventivo» en lugar de «reparación»
  • «Error de juventud» en lugar de «delito juvenil»
  • «Inversión» en lugar de «gasto»
  • «Problemas de tránsito» en lugar de «congestión del tráfico»
  • «Eufemismo» en lugar de «mentira blanca»
  • «Trastornos de la alimentación» en lugar de «anorexia o bulimia»
  • «Cambio de régimen» en lugar de «golpe de estado»
  • «Clientes» en lugar de «pacientes» en un hospital o clínica privada
  • «Producción de petróleo no convencional» en lugar de «fracking»
  • «Período de transición» en lugar de «desempleo»
  • «Interrogatorio mejorado» en lugar de «tortura«
  • «Acción militar» en lugar de «guerra»
  • «Conclusión de la carrera» en lugar de «despido»
  • «Adquisición hostil» en lugar de «compra no deseada»
  • «Reajuste de precios» en lugar de «aumento de precios»
  • «Erosión de la base impositiva» en lugar de «evitación fiscal»
  • «Enfriamiento global» en lugar de «cambio climático»
  • «Libertad restringida» en lugar de «encarcelamiento»
  • «Proyecto de reorganización» en lugar de «reducción de personal»
  • «Inversión con alto riesgo» en lugar de «especulación«

Es importante recordar que el uso de eufemismos puede ser subjetivo y que puede haber diferentes opiniones sobre lo que se considera apropiado o inapropiado en diferentes situaciones. En última instancia, el empleo de eufemismos depende del contexto y de la intención detrás de la elección de las palabras.

Usos y aplicaciones de eufemismo

Sirve para enunciar realidades, expresiones o palabras fuertes, incultas, vulgares o tabúes de forma cortés y discreta.

Bibliografía ► Definiciona.com (marzo 9, 2023). Definición y etimología de eufemismo. Recuperado de https://definiciona.com/eufemismo/