Abandono

Definición

Es la acción o efecto de abandonar y abandonarse o desamparar, dejar, desistir, marcharse, renunciar, ignorar, descuidar o entregar los vicios y estar ocioso, vago.

Etimología

La palabra «abandono» tiene su origen en el latín «abandonare», compuesta por «ab-» que significa «lejos de» y «andonare» que significa «dar, dejar«. La raíz «andonare» se deriva del latín vulgar «adonare», a su vez derivado de «donare» que significa «dar». Como tal, «abandono» se deriva del latín «abandonare» a través del francés antiguo «abandon», que se utilizó por primera vez en el siglo XIV. La palabra se ha mantenido prácticamente inalterada en español desde entonces. A su vez, «abandonare» también ha dado lugar a términos relacionados en otros idiomas como «abandonner» en francés, «abandonar» en portugués, «abbandonare» en italiano y «abandonar» en catalán.

anemómetro DefiniciónSustantivo masculino. Es un vocablo que tiene como definición (en física) un instrumento que usa los...
arrebugarse DefiniciónVerbo pronominal. Es un termino de uso anticuado y que no se encuentra registrado en la RAE, que se ...

Si el sentido se relaciona con una persona o un animal, entonces alude al desamparo. Por ejemplo una pareja que dio a luz a un bebé, pero por distintos motivos decidieron dejarlo en la puerta de una vivienda de gentes adineradas y se escabullen del sitio. Esta acción totalmente condenada por la sociedad, corresponde al abandono del menor, puesto que éste no contará con los debidos cuidados que su madre debía brindarle.

Una mujer que toma la decisión de sacar a su gata de su vivienda, puesto que va a parir varios gatitos, incurriría en el abandono animal. Debido a esta conducta inhumana, la mascota se verá en serias dificultades para encontrar la comida y todo lo demás que ya disponía en su anterior hogar.

En lo que compete de los gobiernos, el abandono se relaciona con la indiferencia acerca de algún tema o algún área. Si el estado ya no invierte presupuesto en el mantenimiento de un escenario deportivo, el cual comienza a deteriorarse y a ser un foco de basura, entonces ha entrado en abandono por parte de las autoridades.

En el contexto jurídico, el abandono se toma como renunciar a algún derecho, o el incumplimiento de algún deber legal que se adquirió con alguien. Por ende, son frecuentes expresiones como “abandono de hogar”, considerado en varias naciones como un delito cometido por aquel cónyuge que de repente desaparece de su núcleo familiar, deshaciéndose de sus compromisos económicos y morales para con su pareja y primogénitos.

De manera que el afectado puede ir a denunciar a su cónyuge, siempre y cuando cumpla con los parámetros de este delito, dentro de los cuales no se infringiría si esa persona paga una suma de dinero apropiada, en el tiempo establecido por la ley, o si entabla una demanda de divorcio antes de que se cumpla un mes de haberse marchado, entre otras excepciones.

Tipos de abandono

El abandono es una situación que puede tener un impacto devastador en la vida de las personas. Este término se refiere a la falta de cuidado, atención o apoyo emocional, físico o material que una persona puede experimentar. Aunque hay muchos tipos de abandono, los más comunes son el abandono emocional, físico y material.

El abandono emocional es la falta de atención, apoyo y afecto que una persona puede experimentar. Esto puede incluir la falta de conexión emocional con los padres, la falta de comprensión, la falta de interacción social y la falta de apoyo emocional. Las personas que sufren de abandono emocional pueden sentirse solas, desconectadas y sin valor. Pueden desarrollar problemas emocionales, como depresión, ansiedad, baja autoestima y problemas de confianza.

El abandono físico se refiere a la falta de atención y cuidado físico. Esto puede incluir la falta de alimentación, refugio, vestimenta y atención médica adecuados. El abandono físico también puede incluir la falta de supervisión y protección adecuadas, especialmente en casos de abuso infantil o abuso de ancianos.

El abandono material se refiere a la falta de acceso a los recursos materiales necesarios para una vida adecuada. Esto puede incluir la falta de vivienda, alimentos, ropa y atención médica, así como la falta de acceso a la educación y oportunidades laborales.

El abandono financiero es un tipo de abandono material que se refiere a la falta de apoyo financiero de una persona hacia otra. Esto puede incluir la falta de ayuda financiera para la educación, la atención médica y otros gastos necesarios. El abandono financiero también puede ocurrir en casos de separación o divorcio, cuando una de las partes deja de proporcionar apoyo financiero al otro.

El abandono de mascotas es otro tipo de abandono que se refiere a la falta de cuidado y atención adecuados a los animales. Esto puede incluir la falta de alimentación adecuada, cuidado veterinario, atención emocional y socialización.

Consecuencias del abandono

Las consecuencia/»>consecuencias del abandono pueden manifestarse en diferentes áreas de la vida, como la salud emocional, mental y física, y pueden afectar el comportamiento y la capacidad de establecer relaciones significativas y saludables.

Una de las principales consecuencias del abandono es el desarrollo de problemas emocionales. Las personas que han sido abandonadas pueden experimentar sentimientos de tristeza, ansiedad, soledad, desesperanza y pérdida. Estos sentimientos pueden persistir durante años y dificultar la capacidad de la persona para establecer relaciones saludables en el futuro.

Otra consecuencia común del abandono es el desarrollo de trastornos mentales y de comportamiento. Las personas que han sido abandonadas pueden desarrollar trastornos de ansiedad, depresión, trastornos de la personalidad y trastornos de estrés postraumático. Estos trastornos pueden ser graves y pueden requerir tratamiento especializado para superarlos.

Además, el abandono puede afectar la autoestima y la autoconfianza de una persona. Las personas que han sido abandonadas pueden sentirse inseguras, desvalorizadas y pueden tener dificultades para confiar en los demás. Esto puede afectar su capacidad para establecer relaciones significativas y satisfactorias en el futuro.

El abandono también puede tener un impacto en la salud física de una persona. Las personas que han sido abandonadas pueden experimentar problemas de salud como problemas cardíacos, hipertensión, insomnio y otros trastornos físicos relacionados con el estrés y la ansiedad.

Causas del abandono

Puede haber diferentes causas que lleven a una persona a abandonar a otra, y es importante comprenderlas para poder prevenir el abandono y sus efectos negativos.

Una de las principales causas del abandono es la falta de recursos económicos. Las personas pueden sentir que no tienen los recursos necesarios para cuidar a otra persona, lo que puede llevar a abandonar a un ser querido. Esto puede ser especialmente común en situaciones en las que la persona que está siendo abandonada requiere cuidados médicos costosos o atención especializada.

Otra causa del abandono puede ser problemas de salud mental o adicciones. Las personas que sufren de trastornos mentales, como la depresión, la ansiedad o el trastorno bipolar, pueden tener dificultades para cuidar de sí mismas y de sus seres queridos. De manera similar, las personas que luchan con adicciones a drogas o alcohol pueden tener dificultades para mantener relaciones significativas y pueden ser propensas a abandonar a otras personas.

El estrés y las presiones externas también pueden ser factores que contribuyan al abandono. Las personas pueden sentirse abrumadas por las demandas de su trabajo, las responsabilidades familiares y los problemas financieros, lo que puede hacer que abandonen a sus seres queridos en busca de un alivio temporal.

En algunos casos, el abandono puede ser una decisión consciente tomada por una persona que siente que no puede cumplir con las expectativas de otra persona. En estos casos, la persona que abandona puede sentirse abrumada por las expectativas o las demandas de la otra persona y puede sentir que no puede cumplirlas.

Es importante recordar que cada situación de abandono es única y puede ser causada por una combinación de factores. Si bien entender las causas del abandono puede ser útil para prevenirlo, también es importante tener en cuenta que el abandono nunca es una solución efectiva a largo plazo.

Se requiere buscar ayuda y apoyo en caso de que se esté experimentando una situación de abandono o si se tiene la sensación de que se está al borde de tomar una decisión de abandonar a alguien. Con ayuda y apoyo, se pueden encontrar soluciones más efectivas y positivas a los desafíos que se enfrentan en la vida.

Abandono en la infancia

El abandono en la infancia es una de las experiencias más traumáticas que un niño puede enfrentar. El abandono puede ocurrir de muchas formas, ya sea por la ausencia física de los cuidadores, la falta de afecto y atención, o la incapacidad de satisfacer las necesidades básicas del niño. El abandono en la primera infancia puede tener efectos graves y duraderos en el desarrollo del niño, y puede afectar su vida en la edad adulta.

El impacto del abandono en la infancia es especialmente fuerte en los primeros años de vida, cuando el cerebro del niño está en pleno desarrollo. Los niños que son abandonados o no reciben la atención adecuada pueden experimentar un retraso en el desarrollo físico y cognitivo, y pueden ser más propensos a enfermedades y trastornos mentales. También pueden experimentar problemas emocionales, como la ansiedad, la depresión, y la dificultad para establecer relaciones saludables en la edad adulta.

Los efectos a largo plazo del abandono en la infancia pueden ser devastadores. Los niños que han sido abandonados pueden tener dificultades para establecer relaciones interpersonales saludables, y pueden experimentar dificultades en la vida adulta, como problemas de salud mental, dificultades en el trabajo, y problemas en las relaciones personales.

Se debe considerar que el abandono en la infancia no siempre es intencional. En algunos casos, los cuidadores pueden verse incapaces de cuidar adecuadamente de los niños debido a la falta de recursos, la falta de conocimientos o problemas de salud mental. Sin embargo, esto no significa que el impacto del abandono sea menos grave.

Afortunadamente, hay medidas que se pueden tomar para mitigar los efectos del abandono en la infancia. Los niños que han sido abandonados pueden beneficiarse de terapia y apoyo emocional para ayudarles a superar las dificultades emocionales y cognitivas. Además, la intervención temprana y el acceso a recursos adecuados para el cuidado infantil pueden ayudar a prevenir el abandono en primer lugar.

El abandono en la infancia es una experiencia traumática que puede tener efectos graves y duraderos en la vida del niño. Como sociedad, es nuestra responsabilidad asegurarnos de que los niños reciban el cuidado y la atención adecuados para que puedan crecer y desarrollarse saludablemente. Al hacerlo, podemos ayudar a prevenir el abandono en la infancia y ayudar a los niños a superar las dificultades que enfrentan cuando son abandonados.

Abandono en la vejez

El abandono en la vejez es una situación en la que una persona mayor se encuentra sola o sin el apoyo necesario. Puede ocurrir de varias maneras, ya sea por la ausencia física de familiares y amigos, la falta de cuidados necesarios, la falta de atención médica adecuada o incluso el abuso físico o psicológico. El abandono en la vejez puede tener graves consecuencias en la calidad de vida y la salud del adulto mayor, y es importante conocer sus causas y cómo prevenirlo.

Entre las causas del abandono en la vejez se encuentran factores como la falta de recursos económicos, la falta de apoyo social, la falta de tiempo por parte de los familiares, la sobrecarga de trabajo en los cuidadores y la falta de conocimientos para el cuidado adecuado de una persona mayor. Además, las personas mayores pueden ser víctimas de abuso y maltrato por parte de sus cuidadores o familiares.

Las consecuencias del abandono en la vejez son múltiples, y pueden incluir problemas físicos y psicológicos. Entre ellos se encuentran el deterioro cognitivo, la depresión, la ansiedad, el aislamiento social, la malnutrición, la deshidratación, el aumento del riesgo de caídas y lesiones, y la disminución de la calidad de vida en general. En algunos casos, el abandono puede incluso llevar a la muerte prematura del adulto mayor.

Es necesario prevenir y tratar el abandono en la vejez para asegurar la calidad de vida y la dignidad de los adultos mayores. Una de las formas de prevenir el abandono es garantizar que las personas mayores tengan acceso a recursos adecuados, incluyendo atención médica, apoyo social y financiero.

Bibliografía ► Definiciona.com (18 marzo, 2023). Definición y etimología de abandono. Recuperado de https://definiciona.com/abandono/