Connotación

Definición

Las palabras además de tener un significado denotativo que es su definición explícita y literal, también tienen un sentido connotativo que depende de diferentes factores o contextos como las enseñanzas culturales, ideologías, el pasado o los saberes previos del hablante y del oyente, los gestos o el tono de voz; lo cual lleva a que las palabras que ya han sido definidas de forma universal adquieran nuevos sentidos según el contexto en el cual son expresadas, por ejemplo, el significado connotativo de la palabra delfín se refiere a la persona señalada para suceder a un jefe de Estado o una persona en un cargo superior, casi siempre hace referencia a sucesiones hereditarias.

Etimología

La palabra «connotación» se compone de dos elementos: «con-» y «notación». El prefijo «con-» proviene del latín «cum», que significa «junto a» o «con». Se utiliza para indicar la idea de unión o asociación entre dos o más elementos.

convenencia DefiniciónSustantivo femenino. Esta palabra en la actualidad se encuentra desusada, se dice de la conformidad,...
calcetín DefiniciónSustantivo masculino. Es una media pequeña, una especie de prenda interior que reviste el tobillo y ...

Por otro lado, la voz «notación» guarda su origen en el latín «notare», que significa «marcar» o «indicar». Se utiliza para referirse a la representación gráfica de un conjunto de símbolos o caracteres que tienen un significado específico.

El término «connotación» se utiliza para referirse al significado implícito o sugerido de una palabra o expresión, que va más allá de su significado literal. Se trata de una asociación emocional, cultural o social que se establece en la mente de las personas al relacionar una palabra con un conjunto de experiencias previas.

En cuanto a su origen etimológico, la raíz de «connotación» es «notare», del latín, que significa «marcar» o «indicar». El prefijo «con-» se utiliza para indicar la idea de unión o asociación entre dos o más elementos. Por lo tanto, la composición etimológica de la palabra «connotación» indica que se refiere a la idea de asociar un conjunto de símbolos o caracteres con un significado implícito o sugerido.

Asimismo, tiene su origen en el francés «connotation», que a su vez proviene del latín «connotatio». Apareció por primera vez en el siglo XVII en el contexto de la gramática francesa, y se utilizó para describir el significado adicional que se le daba a una palabra en un contexto particular.

Ejemplos de connotación

  • “Casa” vs. “Mansión”: Ambos términos describen un lugar donde vive una persona, pero “casa” tiene una connotación más cálida y acogedora mientras que “mansión” sugiere lujo y riqueza.
  • “Gordo” vs. “Corpulento”: Ambas palabras describen una persona con sobrepeso, pero “gordo” tiene una connotación negativa mientras que “corpulento” sugiere una persona con una constitución más grande y fuerte.
  • “Soltero” vs. “Solterón”: Ambos términos describen una persona que no está casada, pero “soltero” tiene una connotación neutral mientras que “solterón” sugiere una persona que está soltera por elección o por circunstancias de la vida.
  • “Hombre de negocios” vs. “Especulador”: Ambos términos describen una persona que trabaja en los negocios, pero “hombre de negocios” tiene una connotación positiva mientras que “especulador” sugiere alguien que juega con el dinero de otros y puede ser considerado como poco ético.

La connotación en el parentesco

La connotación en el parentesco se refiere a las emociones, asociaciones o interpretaciones culturales y personales que se asocian con los términos utilizados para describir los vínculos familiares.

Los términos utilizados para describir a los miembros de una familia, como “padre”, “madre”, “tío” o “primo”, tienen un significado específico en términos de relación biológica, pero también pueden tener una connotación adicional. Por ejemplo, la palabra “padre” puede ser asociada con autoridad, protección y responsabilidad, mientras que la palabra “tío” puede connotar diversión, amistad y una relación menos formal.

Estas connotaciones pueden ser influenciadas por factores culturales, personales y sociales, y pueden variar de una persona a otra. Por ejemplo, en algunas culturas, los tíos pueden ser considerados como figuras paternas importantes y ser responsables de la educación y cuidado de los sobrinos, mientras que en otras culturas pueden ser vistos como meros conocidos.

La connotación de un término puede cambiar según el contexto y la situación. Por ejemplo, la palabra “hermano” puede connotar una relación de amor y apoyo en un contexto positivo, pero puede connotar rivalidad y competencia en un contexto negativo.

Se requiere tener en cuenta la connotación en el parentesco al elegir un término para describir a los miembros de una familia, ya que puede tener un impacto significativo en la forma en que se perciben y se relacionan entre sí.

Diferencias de connotación y denotación

La connotación y la denotación son conceptos lingüísticos relacionados entre sí. Estos términos se usan para describir el significado de una palabra y su uso en el lenguaje. Aunque ambos términos están relacionados, hay algunas diferencias importantes que vale la pena destacar.

La denotación se refiere al significado literal de una palabra, es decir, el significado que se define en el diccionario. Por ejemplo, la palabra “mesa” se define como “una superficie plana con patas”. Esta es la denotación de la palabra.

La connotación es el significado que se deriva de la palabra, es decir, la imagen mental que se forma en la mente de la persona que escucha. Por ejemplo, una mesa también puede evocar la imagen de juntarse como familia para celebrar algo. Esta es la connotación de la palabra.

Usos y aplicaciones de connotación

La connotación le brinda al lenguaje mayores posibilidades semánticas y pragmáticas, frente a los diferentes contextos en los cuales puede presentarse el acto de habla existen gran variedad de posibilidades de interpretación que sobrepasan el sentido literal del término.

La connotación es un término que se refiere a los matices de significado, emociones, asociaciones y conexiones culturales que están asociados con una palabra o un signo lingüístico. Es un aspecto importante de la semántica, ya que la connotación puede influir en la forma en que las personas perciben e interpretan una palabra o un signo lingüístico.

En el estudio de la semántica, la connotación se considera un aspecto secundario o adicional de la significación de una palabra. En contraste, la “denotación” se refiere a la definición literal o objetiva de una palabra. Por ejemplo, la palabra “perro” denota un animal de compañía, mientras que su connotación puede incluir asociaciones con la lealtad, la protección y el amor.

La connotación es una característica importante de las palabras porque puede afectar la forma en que las personas interpretan y perciben la información. Por ejemplo, la connotación de una palabra puede influir en la forma en que las personas perciben una idea o un mensaje, y puede tener un impacto significativo en la percepción de la audiencia.

Además, la connotación puede ser diferente para varias culturas o grupos lingüísticos. Por ejemplo, una palabra que tiene una connotación positiva en una cultura puede tener una connotación negativa en otra cultura. Esto hace que sea importante tener en cuenta la connotación al comunicarse con personas de diferentes orígenes lingüísticos y culturales.

Asimismo, tiene un papel importante en la literatura, la publicidad y otras formas de arte. En la literatura, los autores a menudo utilizan palabras con connotaciones específicas para crear un tono y transmitir una emoción o un mensaje a su audiencia. La publicidad también utiliza la connotación para atraer a un público objetivo y transmitir un mensaje subliminal.

Es importante tener en cuenta que la connotación no siempre es fija y puede cambiar con el tiempo y con el contexto. Por ejemplo, una palabra que solía tener una connotación negativa puede evolucionar para tener una connotación positiva, o viceversa. Estos cambios pueden ser influenciados por factores culturales, políticos o sociales, entre otros.

En el lenguaje cotidiano, la connotación puede ser aún más relevante. Por ejemplo, cuando se habla con un amigo o colega, se pueden utilizar palabras con connotaciones familiares o casuales para crear un ambiente relajado. En un contexto más formal, es posible que se utilice un lenguaje más preciso y neutro para evitar cualquier connotación negativa o inapropiada.

La connotación al igual puede ser utilizada para fines manipulativos, especialmente en situaciones políticas o publicitarias. Por ejemplo, en política, se puede utilizar un lenguaje con connotaciones positivas o negativas para influir en la opinión pública sobre un tema o candidato. En publicidad, se puede utilizar un lenguaje con connotaciones positivas para hacer que un producto o servicio parezca más atractivo o deseable.

Por esta razón, es importante ser crítico y analizar cuidadosamente el lenguaje que se utiliza en la política y la publicidad. Se debe investigar y entender las connotaciones detrás de las palabras y frases, para que se pueda tomar una decisión informada.

Otro aspecto crucial es su relación con la denotación. La denotación es el significado literal u objetivo de una palabra, mientras que la connotación es el significado sugerido o implícito. A menudo, la connotación puede ser diferente de la denotación, y es importante comprender ambos para poder comprender completamente el significado de una palabra o frase.

Por ejemplo, en la literatura, los autores a menudo utilizan connotaciones para crear atmósferas, personajes y tramas más profundos y significativos. La connotación también puede ser utilizada para transmitir un mensaje subyacente o una crítica social.

En la cultura, las connotaciones pueden ser influenciadas por la historia, las tradiciones y las expectativas sociales. Por ejemplo, una palabra o frase puede tener una connotación diferente en diferentes culturas o épocas históricas. Es importante considerar estos matices culturales al utilizar el lenguaje y la connotación.

La connotación desempeña un rol fundamental en la psicología y la comunicación interpersonal, ya que las connotaciones pueden ser utilizadas para expresar sentimientos o estados emocionales. Por ejemplo, el tono de voz y la entonación pueden cambiar el significado connotativo de una frase, y pueden ser utilizados para comunicar enojo, sarcasmo, ironía o alegría.

Se destaca el hecho de que la connotación también puede cambiar con el tiempo, y esto puede tener un impacto en la forma en que se perciben ciertas palabras y frases. Por ejemplo, algunas palabras que solían tener connotaciones positivas han cambiado a tener connotaciones negativas con el tiempo, y viceversa. Esto puede ser influenciado por factores políticos, culturales y sociales.

Igualmente, se puede emplear de manera intencional para manipular o influir en la percepción de una persona. Por ejemplo, en la política, los partidos políticos a menudo utilizan términos con connotaciones positivas o negativas para describir a sus oponentes o políticas, con el objetivo de influir en la percepción pública.

Es necesario resaltar el valor en el lenguaje y ser crítico de la forma en que se utiliza para influir en la percepción de las personas. Al estar atentos a la connotación, podemos tener una comprensión más profunda del lenguaje y su impacto en la sociedad y la cultura.

Es importante considerar la connotación al comunicarse con personas de diferentes culturas o grupos sociales. Al ser consciente de cómo pueden interpretar una palabra o frase, podemos evitar malentendidos y comunicarnos de manera más efectiva.

Es capaz de influir en el modo en que una persona se siente sobre un tema o situación. Por ejemplo, utilizar una palabra con una connotación negativa para describir un evento o situación puede influir en cómo una persona percibe ese evento o situación, y cómo se siente sobre él. Por lo tanto, es importante ser consciente de la connotación y elegir cuidadosamente las palabras que utilizamos para describir las cosas.

Frases que ejemplifican el uso de esta palabra

  • “El matrimonio es una connotación de amor y compromiso entre dos personas”.
  • “Esperar algo con connotación religiosa exige una gran cantidad de fe.”
  • “Las connotaciones negativas de la palabra ‘concrete’ lo hacen poco deseable como nombre de la empresa.”
  • “Las connotaciones positivas de la palabra ‘sentimientos’ ayudan a transmitir emociones.”
  • “La connotación de lujo que rodea la marca Audi es la razón por la que muchas personas la compran”.
  • “El actor tenía una connotación de arrogancia en su actuación.”
  • “La connotación de la palabra evocaba un sentido de nostalgia en mí.”
  • “La connotación de la expresión era una especie de resignación.”
  • “La connotación de la canción era positiva y animada.”
  • “La connotación de la palabra fue de aprobación y entusiasmo.”
  • “La connotación de sus palabras fue de esperanza y optimismo.”
  • “La connotación de sus palabras fue de desesperación.”
  • “La connotación de su sonrisa fue de satisfacción.”
  • “La connotación de su discurso fue de inspiración.”
  • “La connotación de su lenguaje fue de entendimiento.”

Bibliografía ► Definiciona.com (6 marzo, 2023). Definición y etimología de connotación. Recuperado de https://definiciona.com/connotacion/