Documento electrónico

Definición

(Tecnología, ciencia de la información). Expresión en lenguaje natural, gráfica, sonora o en imagen recogida en cualquier tipo de soporte documental de tipo óptico, magnético o digital. El documento electrónico está compuesto por contenido, estructura, contexto y presentación, en donde es primordial el soporte de visualización. Existen herramientas avanzadas de software de aplicación, tales como procesador de texto, hoja de cálculo y editor de presentaciones, de acuerdo a las necesidades del usuario.

Etimología

La expresión «documento electrónico» se compone de dos términos:

deleastro DefiniciónSustantivo masculino. Este vocabulario en la actualidad se encuentra desusado (en entomología) abarc...
dormitor DefiniciónAdjetivo. Este término en la actualidad se encuentra desusado, se entiende por dormitor a cualquier ...

«Documento»: proviene del latín «documentum», que significa «enseñanza», «lección» o «prueba«. En la Edad Media, se utilizaba este término para referirse a los registros escritos de una transacción o acuerdo.

«Electrónico»: proviene del griego «elektron», que significa «ámbar», y se refiere a la energía eléctrica. El término «electrónico» se utiliza para hacer referencia a cualquier sistema, dispositivo o componente que funciona mediante la manipulación de corrientes eléctricas.

El término documento deriva del latín «documentum», que significa enseñar o enseñanza, inclusive lección. A su vez el término latino «documentum» deriva de «docere», con similar significado y de donde también ha derivado la palabra docente. En un sentido amplio un documento es cualquier soporte material o informático susceptible de transmitir información.

Clases de documento electrónico

A diferencia de los documentos en papel, los documentos electrónicos se pueden almacenar en un dispositivo electrónico y se pueden acceder desde cualquier lugar con conexión a Internet. En la actualidad, existen muchos tipos diferentes de éstos, cada uno con características y usos específicos.

A continuación, se describen algunos de los tipos de documentos electrónicos más comunes:

Documentos de texto: Son los documentos más comunes y se utilizan para escribir texto en un formato electrónico. Los documentos de texto pueden incluir caracteres, imágenes, gráficos y otros tipos de contenido multimedia. Los ejemplos incluyen archivos de Microsoft Word, Google Docs y Apple Pages.

Hojas de cálculo: se destinan para organizar y analizar datos en un formato de tabla. Las hojas de cálculo permiten crear fórmulas y gráficos para representar la información de manera visual. Los ejemplos incluyen archivos de Microsoft Excel, Google Sheets y Apple Numbers.

Presentaciones: se utilizan para crear presentaciones con diapositivas. Pueden añadir texto, imágenes, gráficos y otros tipos de contenido multimedia. Los ejemplos se aprecian en archivos de Microsoft PowerPoint, Google Slides y Apple Keynote.

PDFs: Son documentos electrónicos que se utilizan para compartir información de manera segura y universal. Los PDFs pueden incluir texto, imágenes, gráficos y otros tipos de contenido multimedia, y se pueden visualizar en cualquier dispositivo con un lector de PDF.

Archivos multimedia: incluyen audio, video y animacion/»>animaciones. Los archivos multimedia se pueden utilizar para crear presentaciones, tutoriales, películas y otros tipos de contenido visual. Los ejemplos incluyen archivos de audio MP3 y video MP4.

Archivos de correo electrónico: se utilizan para enviar y recibir correos electrónicos. Los archivos de correo electrónico incluyen texto, imágenes, archivos adjuntos y otros tipos de contenido multimedia.

Formularios electrónicos: se emplean para recopilar información de manera automatizada. Los formularios electrónicos pueden incluir campos de texto, opciones de selección, casillas de verificación y otros tipos de elementos interactivos. Los formularios electrónicos se pueden utilizar para recopilar información de clientes, empleados, encuestas, entre otros.

Archivos de proyecto: su uso radica en organizar y administrar proyectos. Los archivos de proyecto pueden incluir información sobre tareas, recursos, fechas límite y otros aspectos relevantes para el proyecto. Los ejemplos incluyen archivos de Microsoft Project y Trello.

Archivos de datos: especiales para almacenar y compartir grandes cantidades de datos. Los archivos de datos pueden incluir información sobre clientes, transacciones, estadísticas y otros tipos de datos numéricos y alfanuméricos. Los ejemplos incluyen archivos de bases de datos y CSV.

Archivos de imágenes: contienen imágenes, fotos y otros tipos de contenido visual. Los archivos de imágenes se pueden utilizar para compartir fotos, crear álbumes digitales, y otros propósitos relacionados con el contenido visual. Los ejemplos incluyen archivos de JPEG, PNG y GIF.

Dispositivos de almacenamiento de documentos electrónicos

En la era digital en la que vivimos, cada vez es más común que las personas almacenen y accedan a sus documentos electrónicos a través de diferentes dispositivos. Desde simples discos duros externos hasta dispositivos más avanzados como nubes y dispositivos portátiles, existe una amplia variedad de opciones para almacenar documentos electrónicos. A continuación, se describen algunos de los  más comunes utilizados para almacenar documentos electrónicos:

Discos duros externos: Son uno de los dispositivos más populares y accesibles para almacenar documentos electrónicos. Los discos duros externos se conectan a un ordenador mediante un puerto USB y permiten a los usuarios guardar y transferir archivos de manera rápida y fácil. Además, los discos duros externos suelen tener una gran capacidad de almacenamiento, lo que los hace ideales para almacenar grandes cantidades de datos.

Tarjetas de memoria: Las tarjetas de memoria son pequeños dispositivos que se insertan en diferentes tipos de dispositivos, como cámaras y teléfonos móviles, para almacenar archivos electrónicos. Las tarjetas de memoria son una opción popular para aquellos que desean transferir archivos de un dispositivo a otro de manera rápida y fácil.

Dispositivos portátiles: Los dispositivos portátiles, como los teléfonos móviles y las tabletas, también pueden ser utilizados para almacenar documentos electrónicos. Muchos de estos dispositivos cuentan con aplicaciones de productividad, como procesadores de texto y hojas de cálculo, que permiten a los usuarios crear y editar documentos electrónicos directamente en el dispositivo.

Nubes: Las nubes son servidores remotos que permiten a los usuarios guardar y acceder a sus archivos desde cualquier lugar y en cualquier momento. Los usuarios pueden subir sus documentos electrónicos a la nube y acceder a ellos desde cualquier dispositivo con conexión a Internet. Además, las nubes suelen ofrecer opciones de copia de seguridad y sincronización automática de archivos, lo que las hace ideales para proteger los archivos importantes.

Discos duros internos: Los discos duros internos son un componente básico de los ordenadores y también se pueden utilizar para almacenar documentos electrónicos.

Aunque los discos duros internos no son tan fácilmente transportables como los discos duros externos, tienen la ventaja de ser más rápidos y eficientes en términos de energía. Los discos duros internos suelen tener una capacidad de almacenamiento mayor que los discos duros externos, lo que los hace ideales para almacenar grandes cantidades de datos y archivos.

Además de los discos duros internos y externos, otro dispositivo popular para almacenar documentos electrónicos es la unidad flash USB. Estas unidades son pequeñas, fáciles de transportar y tienen una capacidad de almacenamiento moderada.

No requieren ningún tipo de alimentación externa, lo que las hace ideales para el uso en la oficina o en el camino. Sin embargo, las unidades flash USB son más propensas a dañarse o perderse que los discos duros, por lo que no son una opción ideal para el almacenamiento a largo plazo de datos importantes.

Otro dispositivo para almacenar documentos electrónicos es la tarjeta de memoria. Las tarjetas de memoria son pequeñas, ligeras y fáciles de transportar, y son comúnmente utilizadas en cámaras digitales, teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos. Al igual que las unidades flash USB, las tarjetas de memoria tienen una capacidad de almacenamiento moderada y no requieren ningún tipo de alimentación externa. Es necesario resaltar que son propensas a dañarse o perderse, y su capacidad de almacenamiento suele ser menor que la de los discos duros.

Finalmente, algunos usuarios pueden optar por almacenar sus documentos electrónicos en línea, utilizando servicios de almacenamiento en la nube como Google Drive, Dropbox o OneDrive. Estos servicios ofrecen una amplia capacidad de almacenamiento y permiten acceder a los archivos desde cualquier lugar con acceso a Internet.

La mayoría de estos servicios ofrecen opciones de copia de seguridad automática para proteger los datos contra pérdidas o daños. Sin embargo, es importante tener en cuenta la seguridad de los datos almacenados en línea, y asegurarse de que se utilice una contraseña segura y una autenticación de dos factores para proteger los archivos.

Usos y aplicaciones de documento electrónico

Con la incursión de la internet y las tecnologías telemáticas y digitales, el documento electrónico es una variante y, eventualmente, un sustituto del documento físico. Su uso se extiende desde el personal hasta el empresarial, oficial y gubernamental. En síntesis, se utiliza en todas las esferas.

Un documento electrónico es un archivo digital que contiene información escrita, imágenes, audio o video. Al contrario de un documento tradicional en papel, los documentos electrónicos se pueden almacenar, compartir y editar de forma más eficiente y rápida.

Existen diferentes formatos de documentos electrónicos, como Microsoft Word, PDF, HTML, entre otros. Algunos de ellos permiten editar el contenido, mientras que otros son solamente para su visualización.

Los documentos electrónicos pueden ser accedidos y visualizados en diferentes dispositivos, como computadoras, tabletas y smartphones, lo que los hace más accesibles y convenientes.

La seguridad de los documentos electrónicos también es un factor importante a considerar. Es posible protegerlos con contraseñas y cifrado, siendo por ello más seguros que los documentos en papel.

Los documentos electrónicos también han tenido un impacto significativo en la forma en que las empresas y las organizaciones manejan sus documentos. Antes, las empresas tenían que almacenar grandes cantidades de papel en archivos físicos, lo que requería mucho espacio y podía ser difícil de acceder y organizar. Con los documentos electrónicos, estas organizaciones pueden almacenar y acceder a la información de manera más eficiente, y pueden compartir documentos con colaboradores y clientes de manera más rápida y sencilla.

Además, los documentos electrónicos también han permitido una mayor colaboración y una mejor gestión de la información en equipos. Es posible compartir documentos y realizar ediciones en tiempo real con otros miembros del equipo, lo que permite una mayor productividad y una mejor comunicación.

Sin embargo, también es importante tener en cuenta los desafíos que plantea el uso de documentos electrónicos. Por ejemplo, es importante respetar los derechos de autor y proteger la privacidad de la información. Puede llegar a ser difícil asegurarse de que todas las versiones de un documento electrónico sean precisas y actualizadas.

Otro aspecto importante de los documentos electrónicos es su impacto en el medio ambiente. Al reemplazar los documentos en papel con versiones digitales, se reduce la cantidad de papel utilizado y, por lo tanto, se disminuye la tala de árboles y la producción de desechos. La distribución y el almacenamiento de documentos electrónicos requieren menos energía y recursos que los documentos en papel.

Esta clase de documentos también han hecho posible la implementación de procesos de trabajo más eficientes y automatizados. Por ejemplo, es posible utilizar software de firma electrónica para firmar documentos de manera segura y rápida, lo que ahorra tiempo y mejora la eficiencia en comparación con las firmas en papel.

También es posible utilizar herramientas de análisis de datos para extraer información valiosa de los documentos electrónicos, lo que puede ayudar a las organizaciones a tomar decisiones informadas y a mejorar sus operaciones.

Los documentos electrónicos también han mejorado la accesibilidad de la información. Con la posibilidad de acceder a documentos desde cualquier lugar y en cualquier momento, es más fácil para las personas trabajar de manera remota y colaborar con colegas y clientes en todo el mundo. Esto también permite a las organizaciones reducir los costos de desplazamiento y mejorar la flexibilidad de su equipo.

Los documentos electrónicos también han hecho posible la implementación de soluciones de automatización de trabajo. Por ejemplo, es posible utilizar software de flujos de trabajo para automatizar tareas repetitivas y mejorar la eficiencia. Esto también puede ayudar a las organizaciones a reducir los errores y a mejorar la calidad de sus procesos.

Otro aspecto relevante de los documentos electrónicos es su capacidad para integrarse con otras herramientas y sistemas. Por ejemplo, es posible integrar documentos electrónicos con sistemas de gestión de contenido, lo que permite a las organizaciones gestionar y compartir información de manera más eficiente.

Asimismo, han hecho posible la implementación de soluciones de almacenamiento en la nube, lo cual ofrece la opción a las personas y las organizaciones de almacenar y acceder a sus documentos desde cualquier lugar y en cualquier momento, y también proporciona una mayor seguridad y una mayor disponibilidad de la información.

Bibliografía ► Definiciona.com (8 marzo, 2023). Definición y etimología de documento electrónico. Recuperado de https://definiciona.com/documento-electronico/